¿Cómo funciona la compra de una casa en Italia?

¿Por qué una comprar casa en Italia?

Las principales razones de por qué comprar en Italia es una ganga, en pocas palabras, son:
  • La singularidad de los lugares, ricos en bellezas naturales y artísticas.
  • El clima mediterráneo, que garantiza el calor en verano y temperaturas suaves en invierno.
  • La calidad de vida, que combina buena cocina, relajación y diversión.
  • El mercado inmobiliario, es bastante estable y ofrece una gama muy amplia de propiedades.
  • Turismo, que está creciendo constantemente y permite elegir la compra de una propiedad como una solución para ser alquilada durante los periodos de vacaciones.

¿Las ubicaciones excepcionales de las regiones italianas?

Italia ofrece paisajes impresionantes, desde las cristalinas costas de Cerdeña y Sicilia, hasta las bellezas históricas de Roma, Florencia y Venecia; los picos nevados de Val de Aosta; la naturaleza exuberante de los lagos de Lombardía (Garda, Mayor y Como); o las colinas del interior de la Toscana.
Descubre la región de Italia donde comprar una casa >>

El clima mediterráneo

El clima en Italia es envidiable: los veranos son cálidos, pero a lo largo de la costa se mitiga por la presencia del mar, los inviernos son bastante cortos y nunca demasiado duros, la primavera presenta floraciones exuberantes y el otoño es suave, tanto que los primeros meses se pueden dar temperaturas similares a la primavera.

La calidad de vida

El «made in Italy» es famoso en todo el mundo: por la moda, la cocina, el vino... La cocina es variada y cada región alberga excelentes recetas y platos. El vino es mundialmente famoso y las compras son del más alto nivel, ya que muchas de las firmas más importantes son italianas. El tamaño de las ciudades y las distancias, a menudo cortas, entre diferentes tipos de paisaje ofrecen una calidad de vida excepcional, con todos los servicios siempre al alcance de tu mano y con interminables posibilidades de entretenimiento, cultura, deportes y vida nocturna.

El mercado estable y la amplia gama de propiedades disponibles

La selección de inmuebles baratos nunca antes había sido tan grande como ahora. Si eliges la localización de tu compra con precisión puedes hacer grandes inversiones en viviendas que crecerán en valor en el tiempo y garantizar un buen rendimiento del alquiler, especialmente en localidades turísticas. En Italia, el turismo está creciendo constantemente: atrae a visitantes italianos y extranjeros. La variedad de opciones vacacionales, desde el mar hasta el lago o la montaña, aseguran un flujo continuo de turistas.
Las propiedades que se pueden encontrar también son de una gran variedad de tipos: desde la casa de campo rústica reformada hasta la villa antigua, y el apartamento de lujo o económico.
La compra de una casa en Italia está generalmente, pero no necesariamente, dividida en tres fases:

  • La oferta firme de compra: La iniciativa mediante la cual el potencial comprador presenta al vendedor las modalidades y plazos que rigen la venta (precio, plazo de entrega, pago, comisión de agencia). Para confirmar la seriedad de las intenciones, se le entrega al vendedor una pequeña cantidad de dinero adjunta a esta oferta como depósito de garantía después de aceptar la propuesta de compra. Antes de firmar la propuesta de compra, es bueno comprobar todos los documentos y realizar una inspección de la hipoteca y del catastro.
  • El contrato preliminar: Se trata de un contrato real, que debe ser registrado con arreglo a la ley y que sea vinculante para ambas partes en lo que respecta a la celebración de un acuerdo final (escritura). El acuerdo preliminar que, para mayor seguridad, debe ser escrito por el notario, debe incluir los datos personales de las partes, su número de la seguridad social, el precio, las condiciones de pago, la fecha de entrega del bien, la fecha de ejecución de la escritura y los detalles del notario. En caso de que el comprador se niegue a ejecutar el contrato preliminar, se perderá el depósito de garantía pagado al aceptar la oferta de compra irrevocable; por el contrario, si el vendedor decide retirarse, debe devolver al comprador el doble del importe del depósito recibido. Por lo general, al momento de firmar el contrato preliminar, el comprador paga una cantidad de dinero al vendedor y paga la comisión a la agencia.
  • Contrato Final (Escritura): Durante el periodo comprendido entre el contrato preliminar y la escritura (generalmente 30-45 días), el notario realizará los controles e inspecciones de la propiedad. Al momento de firmar la escritura, se le pagará el resto del importe del precio de compra (a menudo mediante cheques de caja), los servicios notariales y el impuesto de compraventa, la propiedad será transferida y se le entregarán las llaves. Después de unos 40 días, el nuevo propietario recibirá una copia del registro del acta.


Impuesto sobre la propiedad inmobiliaria en Italia

La compra de inmuebles en Italia está sujeta a impuestos (IVA, registro, hipoteca, catastro) sobre el valor de la propiedad, o sobre el valor real. La cantidad de estos impuestos varía considerablemente dependiendo de si el vendedor es una persona o un negocio, si la vivienda es la vivienda principal (donde traslada su residencia) o la segunda residencia, y si se trata de una propiedad de lujo. A partir del 1 de enero de 2014, la compra de una vivienda está sujeta a los siguientes impuestos:


Para un cálculo preciso de los impuestos adeudados, se recomienda que te pongas en contacto con un notario.

Tipo de empresa (1): «Empresa que no es de construcción propia» que no se ha sometido a ninguna reforma, o «empresa de construcción propia» que se vende después de 5 años después de la finalización de las obras.
Tipo de empresa (2): «Empresa de construcción propia» que vende dentro de los 5 años de la finalización de la obra.
El IVA es del 22 % si el edificio es lujoso (categoría catastral A/1, A/8 y A/9).